Papa Francisco es hospitalizado por “controles” médicos

El papa Francisco fue hospitalizado este miércoles en Roma para someterse a “controles” médicos, informó el Vaticano, desatando dudas sobre el estado de salud del pontífice argentino, de 86 años de edad. “El Santo Padre se encuentra en (el hospital) Gemelli desde esta tarde para controles previamente programados”, indicó en un comunicado el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni. El informe no da ninguna precisión sobre la posible duración de la hospitalización.

Una fuente vaticana indicó a la AFP que las audiencias del jueves fueron anuladas. “La agenda del Papa ha sido suspendida en caso de que tenga que realizar más exámenes”, dijo la fuente, estimando “posible” que el Papa tenga que pasar la noche en el hospital.

Fuentes del centro médico romano refirieron a la prensa local que el papa Francisco llegó en ambulancia tras presentar problemas cardíacos o respiratorios, por lo que se encontraría en el departamento de cardiología. La información no ha sido confirmada por el Vaticano, que suele dar pocos detalles en esos casos.

Francisco, que en marzo festejó diez años de papado, participó por la mañana en la audiencia general en la plaza de San Pedro y se le vio sonriente cuando saludó a los fieles desde su “papamóvil”. Sin embargo, según los fotógrafos de AFP, se movía con dificultad y parecía sufrir de fuertes dolores.

Francisco, quien se traslada en silla de ruedas desde mayo del 2022 debido a una artritis en la rodilla derecha, permaneció diez días en el hospital Gemelli en julio de 2021 por una delicada operación de colon. Explicó luego que esa operación le dejó “secuelas”, por lo que decidió descartar someterse a una cirugía de rodilla, como aconsejan sus médicos.

Los problemas de salud del papa Francisco suelen suscitar todo tipo de conjeturas. En las varias entrevistas concedidas en los últimos meses, evocó la posibilidad de renunciar, tal como lo hizo en 2013 su predecesor, Benedicto XVI, fallecido a finales de 2022.

En julio, Francisco incluso confesó que “ya no podía viajar” con el mismo ritmo de antes e incluso mencionó que podría “hacerse a un lado”. Pero en febrero pasado aclaró que la renuncia de un Papa “no debe convertirse en una moda” y que esa idea, “por el momento”, no estaba en su agenda.

Francisco cuenta desde hace un año con un “asistente personal sanitario” permanente, una enfermera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*